Casas de containers: ¿bien mueble o inmueble?

Poco se habla de la normativa que cobija a las casas modulares con contenedores. Quizá porque es un tema que está en un auge y que aún tiene poca información…

Pero no te preocupes, en esta oportunidad vamos a discutir sobre los reglamentos y los requisitos necesarios para las casas de containers que deben tener una cimentación sobre el suelo y un enganche a servicios públicos. Y también vamos a diferenciar si son un bien mueble o inmueble.

¿Y por qué nos vamos a centrar en este tipo de edificación? Porque si tu vivienda con contenedores marítimos está anclada al terreno y, además, lleva tomas de luz, requiere abastecimiento de agua pública y otras redes de servicios, será considerada un bien inmueble.

Conoce la normativa y la legislación de las casas modulares con contenedores

Esto quiere decir que necesitará una licencia para su construcción y ubicación, y deberá cumplir con las condiciones trazadas por la LOE (Ley de Ordenación de Edificios) y el CTE (Código Técnico de Edificación). En otras palabras, requerirá  todos los permisos, trámites y leyes de una casa normal.

Si por el contrario, tu construcción es prefabricada, pero no está sujeta a la tierra y tiene sus propios medios de suministro, estaríamos frente a un bien mueble, que no requiere la mayoría de las obligaciones listadas hace un momento.

Y es que para la Administración sería muy tedioso hacer trámites cada tanto, porque se trataría de una vivienda móvil, que puede cambiar de ubicación en cualquier momento…

Nosotros nos enfocamos en las casas modulares con contenedores y no en las portátiles, porque sabemos que serán la opción del futuro por costos, rapidez en el montaje y protección del medio ambiente, aspectos que sacan ventaja a las edificaciones tradicionales.

No olvides que si quieres tener una vivienda con contenedores marítimos:

  • Debes ir a tu ayuntamiento, que es el encargado de la instalación de los inmuebles. En este caso, el coste y las licencias serán iguales a las de una solución convencional.
  • Asegurarte de contar con un terreno urbanizable.
  • Visar el proyecto por un colegio de arquitectos.
  • Tener todo en regla para cumplir con la normativa urbanística, autonómica y local.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *