¿Mito o realidad? Financiación de casas modulares con contenedores

Las casas modulares con contenedores son una interesante alternativa frente a la construcción tradicional, debido a su agilidad en el montaje y coste competitivo respecto a otros sistemas. Aunque en los últimos años, este tipo de edificación de viviendas con base en estructuras modulares prefabricadas no ha sido del todo valorado y conocido, en los últimos tiempos ha surgido como una opción popular.

Es posible financiar tu casa con contenedores

Una de las dudas más recurrentes de nuestros clientes es si pueden pedir una hipoteca para adquirir viviendas con contenedores marítimos y la respuesta es un sí rotundo. Esta clase de sistema cumple con el Código Técnico de la Edificación (CTE) y todas las normativas, lo que convierte su proceso constructivo en un método idéntico al de la construcción convencional.

Y es que contrario a lo que muchos piensan, es posible financiar la compra de una casa de containers. Para ello, son necesarios los siguientes requisitos:

  • Tener un terreno urbanizable que cumpla con tres condiciones:
  1. Acceso rodado, abastecimiento y dotaciones básicas.
  2. Consolidación edificatoria: garantía de la firmeza y estabilidad del suelo.
  3. Conformidad con el planeamiento para evitar irregularidades y cumplir con lo establecido en el municipio que se encuentre.
  • Realizar un proyecto de construcción, visarlo en un colegio de arquitectos y contar con una licencia municipal.
  • Contemplar las normativas: esto quiere decir que el plan de ejecución tenga su correspondiente cimentación y anclaje al suelo.
  • Registrar la casa en el Registro de la Propiedad.

¿Y qué sucede si se construye en un terreno rústico y no se inscribe en el Registro de la Propiedad? En este caso, no aplicaría la opción de hipoteca y se tendría que valorar otro tipo de financiación como un préstamo personal. De esta manera, y considerando las normativas municipales en relación a los terrenos rústicos, la vivienda construida quedaría considerada como un bien mueble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *